DESPIERTA TÚ QUE DUERMES

06.12.2019

Muchas personas consideran que soñar no cuesta nada, que soñar es gratis y, por lo tanto, que todos podemos hacerlo aunque no sirva para casi nada. Sin embargo, yo soy de la opinión que no tener sueños es precisamente lo que te puede costar la vida.

Si no tienes un motivo por el que levantarte de la cama cada día, si no hay una razón que te pone en pie cada mañana y tan solo duermes sin atreverte a soñar, es mejor que despiertes cuanto antes y te mires en el espejo.

¿Quién eres? ¿Dónde estás? ¿A dónde vas? Nunca olvides que es más importante y decisiva la dirección que le das a tu vida que la velocidad que imprimes a lo que haces. La visión es más grande que las prisas; primero enfócate y después avanza, nunca al revés.

Necesitas confrontar y vencer tus propios miedos para avanzar, conocerte a ti mismo y descubrir quién eres en verdad. No te des por vencido porque siempre gana el que nunca se rinde. Hay que ser valiente para huir de la mediocridad silenciosa y no conformarse con el patrón establecido.

Atrévete a romper paradigmas, usar tus talentos y ser descarnadamente innovador y creativo para construir una vida extraordinaria, enfocada en dar y entregar siempre lo mejor. No debería asustarte ser innovador y atrevido, emotivo y racional, serio y divertido a la vez. Quizás sea el único camino para causar un alto impacto en la vida de los demás y aportar valor y transformación en un mundo necesitado.

Si en el camino alguien se atreve a vaticinar tu fracaso por hacer algo diferente, deberías decidirte a predecir tu éxito justamente por lo mismo. Que tu vida sirva para enseñar, inspirar y motivar; ¡hay tanto por hacer!

Si algo te limita, avanza sin miedo. Si algo te causa temor, vive con pasión y compasión. Si algo te despista, sigue tu brújula. Si algo te atasca, usa tus recursos para saltar los obstáculos. Si algo de esto no ves claro, debes siempre mirar hacia delante para ir más allá y abrir nuevos horizontes.

¿Qué te parece si te dijera que estas líneas no las escribe un coach motivacional ni alguien que se dedica al mentoring profesional? Tan solo soy discípulo de Jesucristo y misionero de esperanza, alguien que ha sido inspirado por el Maestro para inspirar la vida de los demás.

"Despierta tú que duermes, levántate de entre los muertos y Cristo te iluminará." (Efesios 5,14b)

El Maestro está aquí y te llama. ¿Te dejarás inspirar por Él para convertir tu vida en un medio de bendición y una inspiración para los demás?


Copyright © 2019 - Se puede hacer uso de este material siempre y cuando se indique autor y procedencia