LA ALEGRÍA DEL EVANGELIO

Me alegra poder compartir contigo estas sencillas reflexiones, cuyo único propósito es inspirarnos y movernos a la acción. El amor de Cristo nos apremia a trabajar por una Iglesia en salida y una nueva evangelización.


Es verdad que hay muchas maneras de leer la Biblia; sin embargo, no es menos cierto que en muchas ocasiones no sabemos muy bien por dónde empezar o cuál es el mejor método a seguir.

Dice el papa Francisco: "Nadie se salva solo, esto es, ni como individuo aislado ni por sus propias fuerzas [...]. Este pueblo que Dios se ha elegido y convocado es la Iglesia" (Evangelii gaudium, 113).

¿Te has parado a pensar alguna vez que el libro de la Biblia que evidencia, de alguna manera, el cumplimiento del mandato misionero que traen los cuatro Evangelios se denomina Hechos de los Apóstoles y no Palabras de los Apóstoles o Dichos de los Apóstoles?